Dr. E. Lalinde
Cirugía reconstructiva - Cirugía plástica - Microcirugía

volver inicio

Tratamiento de angiomas faciales

Las lesiones vasculares son un motivo frecuente
de consulta en la edad pediátrica. Pese a
ello, su correcto diagnóstico y manejo se ve
dificultado por la multitud de clasificaciones y
por la confusión terminológica existente.
La clasificación más aceptada hasta el momento
es la propuesta por Mulliken, quien distingue
básicamente entre hemangiomas (que
constituyen tumores benignos del endotelio
vascular), y malformaciones vasculares (lesiones
con un recambio celular endotelial normal,
que representan verdaderos errores de la
morfogénesis).

 

 

 

¿Qué son los hemangiomas?

Los hemangiomas son tumoraciones vasculares benignas, que aunque pueden estar presentes desde el nacimiento (30%), en su mayoría aparecen en las primeras semanas de vida. La localización más frecuente es la cabeza y el cuello (80%), seguida del tronco y extremidades (20%), aunque pueden ocurrir en cualquier localización, incluyendo órganos internos. Habitualmente se trata de una lesión única, pero también pueden ser múltiples, casos en los que hay que descartar una afectación interna. Durante los primeros meses de vida los hemangiomas crecen y, habitualmente a partir de los 12 meses, involucionan o regresan. Esta "desaparición" puede durar entre 3 y 10 años.

 

 

 

Las malformaciones vasculares

Las malformaciones vasculares son lesiones benignas (no cancerosas), presentes siempre desde el nacimiento, pero que a veces no son visibles hasta semanas o meses después. La incidencia es igual en mujeres que en hombres. Al contrario que los hemangiomas, las malformaciones vasculares no tienen un ciclo de crecimiento y posterior regresión espontánea, sino que persisten para siempre y van creciendo lentamente a lo largo de la vida, a veces en relación con traumatismos, procesos infecciosos, cambios hormonales, etc.

 

 

Tratamiento de los hemangiomas

Entre las posibilidades terapéuticas tenemos:
-Los láseres
-La cirugía convencional, con instrumental adecuado
-Los tratamientos médicos, fundamentalmente los corticosteroides y el interferón

-Los láseres (de colorante pulsado, de KTP, de Nd-YAG ...) pueden ser útiles en las fases iniciales de lesiones superficiales y en la porción superficial de un hemangioma profundo. También están indicados en los hemangiomas ulcerados de determinadas localizaciones. Tienen la limitación de la profundidad, ya que ninguno de ellos alcanza más allá de 2-3 mm.

-La cirugía está indicada, tan pronto como sea posible, en algunos hemangiomas nasales. Así se evita el desplazamiento y destrucción de los cartílagos y se favorece el desarrollo normal de la nariz.

-Los corticosteroides, en inyección intralesional o generalmente por vía oral (dosis de 3-4 mg/kg/día), están indicados en la fase de crecimiento tardío de los hemangiomas muy desfigurantes, con compromiso vital (obstrucción vía aérea) o secuelas visuales (ceguera). En pocos días se comprueba su eficacia, y se deben mantener varias semanas. Bajo control por un especialista y con la ayuda de otros fármacos, se reducen los efectos secundarios de esta medicación, que son pasajeros.

-El interferón se limita a aquellos casos en los que no hay respuesta a los corticosteroides, ya que presenta una mayor toxicidad (parálisis espástica).

Tratamiento de las malformaciones vasculares

Las malformaciones vasculares deben tratarse en la medida de las posibilidades, teniendo en cuenta el tipo de lesión, la localización y su profundidad. Lógicamente habrá que ser más agresivo en función de la deformidad y sintomatología que la lesión origine al paciente.

Las lesiones pequeñas y superficiales habitualmente podrán tratarse con láser con una mejoría casi total. En las lesiones extensas y profundas el tratamiento resulta complejo, siendo prácticamente imposible su erradicación en la mayoría de los casos.

 

Casos clínicos

DERECHOS DE IMAGEN _ AUTORIZACION DE USO.
Las imágenes de esta Web son propiedad del Dr. Eugenio Lalinde. Su uso y distribución están amparadas por derechos de propiedad intelectual. Si quisiera utilizar alguna de ellas, póngase en contacto con nosotros y sin ningun problema le autorizaremos, con el expreso imperativo de situar al lado de la imagen, la procedencia, la dirección Web y el link al sitio de donde proceden.
La  utilización de estas imágenes esta limitada a fines profesionales y se intenta por todos los medios proteger la intimidad de los pacientes relacionados con el tratamiento. Si por cualquier elemento pudiera reconocerse la identidad del paciente, por favor póngase en contacto con nosotros inmediatamente indicandonos la imagen y la URL en la que se encuentra, y retiraremos o modificaremos la imagen con el fin de que pueda servir como información útil a otros pacientes con el mismo problema, y al mismo tiempo proteja el derecho a la intimidad.

Dr. Eugenio Lalinde: Cirugia reconstructiva - Cirugia reparadora - Microcirugia

Mapa web | Aviso Legal | Blogs

siguenos en:DigFacebookChromemeneamemi perfil de google plus

copyrigt © 2010 Todos los derechos reservados